Yandex.Metrica

Plan Rural para un Fin de Semana en Familia

fin de semana en familia

Una de las cosas que más nos gusta cuando pensamos en pasar un fin de semana en familia, fuera de la ciudad, en busca de nuevo ambiente y cambio de aires, es elegir un destino rural. No hace falta irse muy lejos para experimentar la buena compañía de la naturaleza, el aire fresco y el paisaje verdoso del campo. Da igual si vas de camping, a un hotel o a una casa rural; lo importante es disfrutar de cada pequeño detalle que nos presta el entorno rural y que no tenemos a nuestro alcance a diario. ¡Y respirar hondo!

Fin de semana en familia: ¿nos vamos al campo?

Lo mejor de pasar un fin de semana en el campo es dedicar el tiempo al contacto con la naturaleza. A los niños les fascina ver cosas nuevas y si son las que da el propio entorno, mucho más. Las plantas, los pájaros, el paisaje, cualquier detalle les resultará curioso y digno de conocer. Planead un fin de semana en familia en el campo y aprovechad todas las ventajas que el ambiente rural os presta.

  • Enamoraos de los paisajes. Si vivís en una gran ciudad seguro que os apetece desconectar un par de días del asfalto, los edificios enormes y el gentío. En el campo podréis deleitaros con el paisaje, invitar a los niños a hacer un dibujo de lo que ven o hacer fotos juntos de los árboles y plantas que os rodean.
  • Practicad actividad física. No hay como el campo abierto para practicar algunos deportes. Correr, jugar un partido de fútbol, hacer yoga, montar a caballo… Podéis planear algunas actividades deportivas en familia y aprovechar el fin de semana no sólo para la desconexión, sino también para seguir manteniéndoos en forma.
  • ¿Investigamos la zona?. Un buen plan para vuestro fin de semana en familia es llevar un cuaderno e ir tomando nota de todo lo que vayáis encontrando. A los peques les encantará sentirse exploradores y aprender a diferenciar tipos de plantas, aves u otros animales.
  • Paseos en bici, ¡qué buena idea! Conocer el lugar en el que pasáis estos días puede ser mucho más que el obligado recorrido de prados y senderos. Llevaos las bicicletas – o alquiladlas en algún lugar cercano- y admirad el paisaje sobre dos ruedas. Y si vuestro niños aún no han aprendido a montar en bici ¡éste es el mejor momento! Sacad partido de la amplitud y seguridad del espacio que os rodea para practicar.
  • Contemplad las estrellas. Otra de las grandes ventajas de las zonas rurales es que no hay un cielo mejor para mirar las estrellas. Sólo necesitáis encontrar un buen sitio en el que sentaros, disfrutar del silencio y buscar las constelaciones. A los niños y niñas les encantará.

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo :-)

Un Comentario

Deja un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

ou may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*

Política de Privacidad Política de Cookies | © Ociobox s.l. Av. Somosierra 12 1º H 28703  Madrid CICMA 2312  Telf. 902 266 276 Copyright © 2014.